El Silencio

El gran profeta Amós, era pastor de ovejas en su época.

Le correspondió profetizar durante un tiempo muy difícil para el pueblo de Dios. Y esta es su recomendación central:

Por eso en circunstancias como estas, guarda silencio el prudente, porque estos tiempos son malos. Amós 5:13 NVI

Hago, por ejemplo, una distinción radical de tres conceptos: Leyes, armas y llaves.

  • Leyes son exigencias para cumplir.
  • Armas son habilidades para desarrollar.
  • Llaves son elementos para abrir y cerrar.

Las Llaves del Reino no tiene más pretensiones que las que nacen de un corazón sincero que procura ser dócil a la guía del Espíritu Santo, y una mente alerta sobre las Sagradas Escrituras para oír lo más claramente posible la voz siempre actual de Jesucristo.

Por Admon Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *