El hecho de no tener una fuente de agua cercana no evitó que un grupo de militares cumpliera su deseo de entregar sus vidas a Cristo, por lo que construyeron una pequeña tina para obedecer así el mandato del bautismo y fundamentar su compromiso con el Creador.

La noticia del bautismo espontáneo se compartió en Facebook, donde se viralizó rápidamente, tocando el corazón de miles.

El Equipo de Combate de la 2.da Brigada Stryker, 2.da División de Infantería, se encargó de hacer público aquel logro, sin esperarse la respuesta de parte del público.

El solemne momento quedó inmortalizado en una serie de fotografías, que muestran una bañera improvisada en un camión de carga usado para recoger escombros, pero a pesar de ello, se podía ver a los participantes emocionados por dar su paso de fe.

Por Admon Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *