Reforma Protestante marcó un antes y un después en la historia del cristianismo. Lo que comenzó a arder en el corazón de los reformadores no solo revolucionó sus vidas y la Iglesia de ese entonces, también continúa ardiendo en todo aquel que abre la Biblia hoy.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.