Banderas de Israel y camisetas blancas fueron las protagonistas, Bogotá se vistió de fraternidad y abrazó con arengas, aplausos y pitos a un país que ha sido faro de luz para el continente latinoamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.